30/12/12

El cartón-pluma como trasera


Hola de nuevo. Ya sé que he estado una temporada demasiado inactivo por estos lares, y me quiero disculpar por ello. y, aunque no sirva de mucha excusa, también he de decir que últimamente el tiempo es muy efímero y se escapa con facilidad.

Pero a lo que vamos: esta vez quiero meterme más en profundidad con el tema de las traseras para los cuadros, y en concreto con el cartón-pluma, tal y como indico en el título de esta entrada. Y me apetece hacerlo ya que es una parte del cuadro que a mucha gente le parece algo banal, cuando sí debemos darle su importancia.



Detalle vista posterior de un cuadro terminado


El cartón pluma que se utiliza en la enmarcación es básicamente una plancha de poliestireno expandido recubierta por ambas caras con papel. Al cartón-pluma también se le llama Foam que es una marca registrada de cartón-pluma muy conocida en todo el mundo.

Las grandes propiedades de este material son su ligereza, de ahí su nombre de pluma, y su rigidez. Claro que se trata de una rigidez relativa, y que depende de su grosor, pero suficiente para mantener una base lisa para lo que se quiera enmarcar. Y he de resaltar también su función de aislante de la humedad; es decir es la primera protección que tiene el cuadro enmarcado ante la humedad existente en la parte posterior, o sea, en la pared.

Existen varios tipos de cartón-pluma en el mercado (específicos para fotografía, maquetismo, impresión, señalización, laminación, etc), pero aquí sólo trataré acerca de los que empleamos en la enmarcación.




Diferentes grosores de cartón-pluma


También se presenta en diferentes tamaños, desde medidas pequeñas, como un A4 hasta dimensiones muy elevadas, como 200 x 100, 122 x 244, o incluso 140 x 300 cm.

Para diversos tamaños usaremos grosores diferentes. En el mercado existen por lo general tres grosores estándar: 3, 5 y 10 mm. Pero si nos hiciese falta un grosor mayor, lo que haremos es pegar varias planchas entre sí. Así, si necesitásemos un grosor de 15 mm, uniríamos uno de 10 con uno de 5 mm, por ejemplo, si no disponemos de esos grosores, podemos unir 5 cartones de 3 mm, o bien 3 cartones de 5 mm. La rigidez sería la misma.

Bien, y lo más importante es la composición de los papeles que recubren esa capa de poliestireno expandido, que como decía es inerte, exenta de CFC y libre de ácidos. Así, en ambas caras está laminada con papel, asimismo libre de ácido. Este cartón-pluma es muy ligero, rígido, de espuma laminada y superficie lisa, resistente a deformaciones y fácil de cortar. Con un cúter y una regla es suficiente para poder cortarlo.

Para su empleo en trabajos de enmarcación de conservación, existe el cartón-pluma exento de ácidos, con una superficie de papel en calidad de conservación químicamente purificado y con un pH de 7.5 a 8.5, libre de elementos que provoquen brillo óptico.

Por último, comentar que también hay en el mercado, y que se utiliza con frecuencia, cartón-pluma adhesivo, otros laminados con papel de diferentes colores, incluso cartón-pluma negro, recubierto con papel también negro mate, y otros recubiertos con papel Kraft, por una cara o ambas caras.



Cartón-pluma: negro, libre de ácidos y adhesivo


Particularmente utilizo tan sólo cartón-pluma recubierto con papel blanco, libre de ácidos y sin adhesivo. Si necesito pegar algo, como un póster, un cartel o incluso fotografía, empleo adhesivos en spray diferentes y cada uno adecuado para su uso específico. (Es más cómodo tener en el taller diferentes sprays que no diferentes cartón-pluma).

En fin, espero que os sirva de orientación y que la próxima vez que enmarquéis algo, tengáis en cuenta la trasera, que no sólo es un soporte o base para la obra, sino una parte fundamental del cuadro y de su conservación.

5 comentarios:

  1. Hola, y como se llama el papel que se pega detrás para que no se caiga
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      En primer lugar, gracias por tu visita.
      Pero he de decirte que no sé a que te refieres exactamente. Si es el papel que ve por detrás, una franja color kaki, se llama papel engomado Kraft.
      Indícame si no es eso a lo que te refieres.
      Un saludo desde A Coruña

      Eliminar
    2. ¡Hola!
      Primero agradecerte el artículo. Sé que no es de hace algún tiempo, pero sigue siendo muy útil.
      Segundo, una pregunta: ¿se puede usar el cartón pluma como si fuera paspartú? La cuestión es que en mi ciudad no venden paspartú si no es por encargo y a medida, con el consiguiente tiempo de espera. Y ya me ha pasado dos veces tener que enmarcar algo sin ese margen de tiempo. Lo que sí venden son planchas de cartón pluma (desconozco por qué esa diferencia, dicen que el paspartú se les estropea). Así que me preguntaba eso, si podía hacer el apaño con cartón pluma, cortarle la ventana para la foto y eso. También valoro poner el cartón pluma de base y de frente una cartulina negra en la que se abriera la ventana para la imagen, pero no creo que la cartulina tenga suficiente grosor para que quede bien. Y casi igual de importante: si se consideraría una chapuza.

      Tu opinión me sería de gran ayuda.
      Gracias de nuevo y un saludín.

      Eliminar
    3. Hola Miren.

      En primer lugar, agradecerte la visita.

      En cuanto a tu consulta, nunca he utilizado el cartón pluma como passepartout. Sabes que hay diferentes grosores, y aunque utilices el más delgado, que es de 3 mm, no sé si se verá algo raro, porque el interior del cartón pluma es poliestireno expandido, y no es uniforme como el passepartout. Lo que sí podrías hacer es, una vez hecho el corte de la ventana, forrar ese corte del pluma con algún tipo de cartulina. Antiguamente se utilizaban un papel tipo aluminio, pero en dorado, para hacer un filo en color oro al passepartout. Así al menos quedaría mejor el acabado de la ventana que el simple corte limpio en el pluma.

      Aunque me parece muy raro que no te puedan vender passepartout.

      Envíame un e-mail a marcoarte@hotmail.es y a ver si te lo puedo suministrar.

      Un saludo y gracias de nuevo por tu visita.

      Eliminar
    4. No, gracias a ti por tu respuesta.
      Jamás se me habría ocurrido lo de forrar el cartón-pluma, pero suena bien, haré la prueba.
      La cosa no es que no me lo puedan proporcionar; es que no tienen paspartú in situ, no lo entregan en el momento. Y a veces sí me puedo permitir ese tiempo de espera y otras veces no. Si dispusiera de espacio en casa, montaría mi propio almacén de paspartú, no te digo más.
      ¡Muchas gracias de nuevo!

      Eliminar